Suspenden yates de renta en la Bahía de San Diego; no tenían permiso para operar

Coast Guard

Las embarcaciones, que fueron reservadas en línea, no cumplían con las medidas básicas de seguridad

(NOTICIAS YA).- Al menos tres barcos charter calificados como ilegales fueron suspendidos de la Bahía de San Diego por ofrecer sus servicios sin cumplir con los requisitos de seguridad, incluso contando con operadores sin licencia. 

La Guardia Costera informó que parte de su personal identificó los yates de renta que operaban en la Bahía de San Diego y cancelaron al menos tres viajes durante el fin de semana. 

Las embarcaciones, que fueron reservadas en línea, no cumplían con las medidas básicas de seguridad. 

En los yates se detectaron condiciones de sobrecarga que hacían inseguros los viajes, contaban con equipo de salvamento insuficiente y hasta les faltaba un operador calificado o con licencia. 

Entre la vida y la muerte: Mujer resulta gravemente herida al ser atropellada en Carlsbad

“Los charter ilegales son un riesgo grave para sus pasajeros y para otros operadores de embarcaciones en el agua”, advirtió Ronald Caputo, del Sector de la Guardia Costera Prevención de San Diego. 

Las autoridades pidieron a cualquiera que sospeche que un barco está violando la ley a informar a la Guardia Costera de San Diego. 

Los tres barcos recibieron una orden del capitán del puerto que restringe sus operaciones hasta que demuestren que han cumplido con todos los requisitos válidos para la Guardia Costera. 

La Guardia Costera insta a cualquier persona que pague un viaje en un barco de pasajeros a verificar que su capitán tenga un plan de seguridad y una credencial de marino mercante. 

En caso de que la embarcación sea más grande, es necesario que cuenten con un Certificado de Inspección emitido por la Guardia Costera. 

Las autoridades advierten que los propietarios y operadores de embarcaciones charter ilegales pueden enfrentar sanciones civiles máximas que excedan los $59,000 por operaciones ilegales de pasajeros por contrato. 

LEE: Crearán un parque público de 5.7 acres en el embarcadero de la Bahía de San Diego

Los vuelos chárter que violen la orden del capitán del puerto pueden enfrentar multas de más de $500,000 y pueden resultar en cargos por delitos graves de Clase D.

Además, se enfrentan a las siguientes multas de no cumplir con los requisitos adecuados:

  1. $7,710 por incumplimiento de los operadores en inscribirse en un programa de prueba de drogas y alcohol.
  2. $4,803 por no proporcionar un certificado de inspección de la Guardia Costera para embarcaciones que transportan más de seis pasajeros.
  3. $16,398 por no presentar un certificado de documentación válido para embarcaciones de más de 5 toneladas brutas.
  4. $12,007 por falta de una carta de estabilidad válida antes de poner en servicio la embarcación con más de seis pasajeros.
  5. $94,219 por cada día de incumplimiento de una orden del capitán de puerto.


Suspenden yates de renta en la Bahía de San Diego; no tenían permiso para operar

Las embarcaciones, que fueron reservadas en línea, no cumplían con las medidas básicas de seguridad