Códigos QR, la nueva arma de los estafadores

Esta tecnología se ha popularizado a raíz de la pandemia, pero también se ha vuelto una herramienta para el delito

(Getty Images)

(NOTICIAS YA).- Los códigos QR han ganado popularidad y se han vuelto parte de la vida cotidiana a raíz de la pandemia de Covid-19.

Esta tecnología permite difundir información de forma casi instantánea y sin contacto a los usuarios de teléfonos inteligentes, quienes solo necesitan escanear por uno o dos segundos el código con la cámara de su dispositivo.

Quizá el uso más frecuente que han tenido estos recuadros a blanco y negro es el de dirigir al menú digital en restaurantes de todo el mundo, pero ahora, como toda tecnología que ha comprobado su efectividad, está siendo utilizada por los delincuentes para cometer ilícitos.

LEE: ¡No caigas! Estas son las estafas telefónicas más comunes

De acuerdo con KDVR, el FBI ha estado alertando a la ciudadanía desde enero respecto a la forma en que esta tecnología podría ser empleada para estafar.

El doctor J. Michael Skiba, experto en justicia penal de la Universidad Estatal de Colorado, explicó que, en ocasiones los criminales pegan nuevos códigos QR falsos justo encima de aquellos originalmente instalados por el restaurante o la dependencia de gobierno, por citar dos ejemplos.

“A un consumidor que no está del todo atento, le parecerá que todo es como debe ser”, añadió el experto.

LEE: Ellos tres son buscados por robarse $4 mil en cables de Home Depot

Lo preocupante de que los códigos QR sean saboteados por el crimen es que estos enlazan a sitios web apócrifos, donde a los usuarios se les roba su información personal, la cual proporcionan al creer que se trata de un proceso oficial o, al menos, serio.

Al acceder a los datos privados del usuario, los delincuentes pueden fácilmente apoderarse de sus tarjetas de crédito o sus cuentas de redes sociales.

LEE: Se fueron con carrito lleno y sin pagar; buscan a 4 implicados

Debido al riesgo que podrían representar, Skiba compartió algunos detalles que podrían ayudarnos a identificar un código QR potencialmente peligroso.

Aunque esto no sería el caso de todas las calcomanías, un código QR con adhesivo en la parte de atrás sería suficiente para desconfiar. Otras pistas serían que no se encuentre correctamente alineado o que incluya errores ortográficos o de impresión.

El experto también resaltó la importancia de reportar este tipo de estafas en caso de ser afectado por alguna de ellas; de esta forma estaría protegiendo a otros consumidores.

 

VIDEO RELACIONADO:

 



Códigos QR, la nueva arma de los estafadores

Esta tecnología se ha popularizado a raíz de la pandemia, pero también se ha vuelto una herramienta para el delito