Carro abandonado salva a dos niños de morir en el incendio de Ruidoso

Village of Ruidoso. Credit: KFOX14/CBS4

La casa se quemó hasta los cimientos, pero el automóvil no sufrió daños.

(NOTICIAS YA).-Dos niños se encontraban solos en casa cuando el incendio se dirigía directamente hacia ellos, pero se salvaron milagrosamente gracias a un carro viejo y abandonado.

Maggie Schumpert, la abuela, narró en entrevista con KFox el terrible momento de incertidumbre que ella y su familia vivieron tras el incendio que consumió la casa donde vivían su hijo y sus nietos. 

El miércoles por la mañana, Schumpert descubrió que su casa aún estaba después del incendio y se sintió afortunada. Pero sus nietos, de 10 y 13 años, estaban solos en casa en la zona de Galvan Road, justo cuando el fuego estaba cerca.

Pareja de ancianos que murió en incendio de Ruidoso, había intentado evacuar

“Ahí es donde vive mi hijo y mis dos nietos. Los niños no tenían idea de lo que estaba pasando. Simplemente habrían muerto quemados”, dijo Schumpert.

El incendio de McBride se acercaba por la colina y se dirigía directamente a la casa de su hijo. Los niños

La policía fue de puerta en puerta para asegurarse de que todos hubieran evacuado, cuando vio un pequeño y viejo automóvil rojo, estacionado al costado de la casa rodante.

La casa del hijo de Schumpert se quemó hasta los cimientos, pero el automóvil no sufrió daños y los niños sobrevivieron.

Schumpert cree que Dios obra de maneras misteriosas.

Declaran emergencia por incendios en Ruidoso; la evacuación fue obligatoria

"Dios es bueno. Dios protegió a esos niños con ese carro rojo que no funciona”, dijo.

“Como le dije a mi hijo, gracias a Dios que dejaste ese auto afuera de ese remolque. ¿Sabes por qué? Porque salvaste la vida de tus hijos. Gracias”, dijo.

Aunque su hijo y sus nietos perdieron su hogar, la familia está agradecida por el milagro que salvó a los niños en ese carro viejo estacionado afuera.

Más noticias:



Carro abandonado salva a dos niños de morir en el incendio de Ruidoso

La casa se quemó hasta los cimientos, pero el automóvil no sufrió daños.